Los amigos no están para tenerlos sino para disfrutarlos.

Hace unas semanas de golpe y porrazo recibí una frase que decía así: los amigos no están para tenerlos sino para disfrutarlos. Cuanta razón, los amigos son multivitamínicos por aportanos felicidad. Así que ya sea porque necesitas un chute de energía o porque tienes hambre de ellos, consume amigos como complemento nutricional, considerando dieta todo aquello que consumimos de manera cotidiana. Pero claro, cada día no se puede tener todo…

Poca coña con la broma, imagina que cada día pudieras pasar tiempo de calidad (por corto que fuera) con algún amigo. No es tan fácil porque en ciudades como Barcelona nos hemos vuelto muy robóticos con la rutina, bastante individualistas y adictos a relacionarnos por smartphones. Pero, como nos gusta romper la rutina y que llegue viernes, ¿verdad? Pues de lunes a viernes los conocidos y los saludados son aquellos que con el día a día se acaban convirtiendo en amigos, y si encima puedes disfrutar de todos entre semana pues genial, te encontrarás mejor y serás más feliz. Valora los pequeños momentos y a todo el que te rodea que te hace feliz.

Reflexiona, que significa “Feliz” Navidad, “Felices” Fiestas y “Feliz” 2020.

feliz

2. adj. Que causa un estado de grata satisfacción espiritual y física.

Y bien, llegan las Navidades y la rutina cambia, es momento de reuniones familiares alrededor de una mesa llenas de buenos alimentos, alimentos de sobra como para no tener hambre en un mes entero y aún así comemos más de la cuenta. ¿Qué passa antes, durante y después las Navidades para que la gente acuda al psicólogo de forma espontánea y con más frecuencia? Pues lo mismo que con el gimnasio.

Para ambos ejemplos lo denomino síndrome bombero apaga fuegos, y lo defino como que de golpe y porrazo tenemos: sobredosis de las mismas cosas 24h tras 24h, abstinencia de nuestro ritmo y un paron físico que un par de días esta bien para recuperar pero ya está. Resultado: todo este cocktail a veces no sienta bien si no lo equilibramos con lo que necesitamos para estar felices. 

Si te quieres hacer un favor estas navidades consume familiamigos, actividad física y/o deporte, tolerancia y deseos de aquello que sabes que te sienta bien, y veras como tu dieta será más equilibrada, saludable y probablemente no te excedas en las comidas y cenas. A veces es tan fàcil como preguntarse de qué tenemos hambre, por lo contrario puede que por mucho que comas no te sacie ni todo el turrón del mundo. Respétate y no pierdas de vista como quieres vivir tu tiempo libre.

En ciudades como Barcelona cuesta más que en un pueblo el tener esos conocidos y saludados como complemento vitamínicos, y mucho más el poder introducir en nuestra dieta semanal a nuestros amigos porque el tiempo parece que vaya más rápido que nosotros. Frenarlo es nuestra responsabilidad, de igual manera que consumir amigos por Navidad, decidir no empacharnos de aquello que no nos nutre y así cargar pilas para todo lo que nos traiga el próspero 2020.

Los psicólogos escuchamos, pero también aprendemos muchissimo de nuestros pacientes. Qué suerte tenemos de consumir personas, consumir realidad y valorar la vida aunque a veces duela. Las personas, la dieta del amor. Nuestras personas, el mejor regalo. Consume todo aquello que no se podría pagar ni con todo el dinero del mundo. Paz, amor y buen rollo.

Buen provecho y que tus deseos se hagan realidad.

error

Disfruta de este blog.Pasa la voz:)