Persigue el buen rollo, y los problemas… ¡de cara!

Hoy va de reflexiones más allá que de teorías, porque a veces por mucho que nos sepamos la teoría al final lo que funciona son las soluciones que le encontramos a los problemas. Si prestamos atención, lo bonito de los “problemas” es que depende de cómo los observes puede que resuelvas más de uno a la vez. ¡Proverbio de psicólogo!

Perseguir el buen rollo ayuda, pero cuando lo perdiste de vista primero debes darte cuenta cuando y porque lo dejaste ir. Responsabilizarse de lo de uno mismo calma porque no dependes de nadie.

Desde hace casi seis meses que soy mamá y tres que trabajo siendo mamá, y hasta día de hoy a parte de cuando el sueño te vence o cuando no te da la vida, gracias a Dios todo ha ido y va bien. He leído bien poco e intento guiarme por el instinto y el sentido común. ¿Por qué digo eso?, pues porque cuando alguien me pregunta que tal todo yo contesto que durmiendo la vida es mejor, que dejarse ayudar es buenísimo para la salud y que con buen rollo todo es más fácil. Esto lo puedes aplicar a todo, ¡¡¡a todo!!!! No hace falta que le demuestres nada a nadie si sabes que haces bien, ni a ti mismo. El instinto de estar bien es el que manda y lo que te ayuda a observar lo que sucede.

Una mañana, antes de ir Barcelona a trabajar, me encontré a la enfermera del pediatra y le pregunté una tontería que me estaba alejando del buen rollo del descubrir y conocer el ritmo de Jan (mi hijo), y todo por mi prisa o mi necesidad. ¿Y sabéis que me contestó? Que ahora los hijos los sufrimos en vez de disfrutarlos. Me quedé muda porque lo que me quiso decir es que volviera al modo operandis de disfrutar porque todo desde allí es más fácil.

Las piedras que te encuentras por el camino, si no son un drama o un problema grave, pueden ser bendiciones si las observas desde el buen rollo. Y eso es lo que debemos hacer con todo, disfrutarlo en vez de sufrirlo, porque es muy distinto tener un drama que un problema. Un psicólogo te puede ayudar ante problemas y dramas, pero no te los solucionará, te proporcionará herramientas para observar y afrontar. Pensamiento, sentimiento, comportamiento.

Si algún día se te presenta un obstáculo: como psicóloga te diría que lo afrontes de cara, nada de no escucharte y serte fiel aunque el entorno no sume (hay cosas que no se eligen); como persona te diría que recuerdes bien quien eres cuando el buen rollo está en ti y que te rodees de gente que te lo recuerde, es desde ese lugar desde donde podrás pensar con claridad y paz para poder actuar acorde a tus principios e instinto. No existe nada más. Respétate.

La vida esta para disfrutarla no para sufrirla. Persigue el buen rollo.

error

Disfruta de este blog.Pasa la voz:)