Con o sin vacaciones: mens sana in corpore sano

By 31 julio, 2020Prensa
mens sana in corpore sano

Este año ha sido, probablemente, uno de los más raros de las últimas décadas y son muchas las personas que se han quedado sin poder ir de vacaciones. Pero, ¿eso significa que no puedas desconectar y disfrutar de buenos ratos? ¡Claro que no!

En este artículo, te daré diferentes consejos que te ayudarán a disfrutar de una mente y un cuerpo sanos, tanto si te vas de vacaciones, como si te quedas en casa.

Consejos y hábitos para una mente y un cuerpo sanos

Las vidas que llevamos nos obligan a correr y a estar todo el rato de un lado para el otro. El estrés y la depresión son dos de los problemas físicos y mentales más extendidos de nuestra cultura. ¿Te has preguntado alguna vez cómo puedes disfrutar de una vida más tranquila y de la paz que necesitas?

Saca tiempo para dedicarte a lo que te gusta hacer

Sacar tiempo para dedicarte a aquello que más te gusta, te ayudará a liberar la mente del estrés y las preocupaciones del día a día. Aunque no te puedas ir de vacaciones, si dedicas cada día un rato a una actividad que te produzca felicidad, podrás evitar la acumulación de estrés.

Ten en cuenta lo que sucede en tu interior

Conocerte a ti mismo es uno de los primeros pasos para entenderte y saber lo que necesitas en cada momento. Dedicar tiempo a pensar en cuál es tu forma de reaccionar ante los problemas y por qué reaccionas de esa manera, te ayudará en gran medida.

Tener en cuenta lo que sucede en tu interior en determinadas situaciones que te pueden producir estrés, te ayudará a controlarlo y a tomar mejores decisiones.

Practica deporte

Uno de los principales problemas de nuestra vida es que tendemos a separar por completo el cuerpo de la mente. Hemos asumido que entrenar el cuerpo no tiene un impacto positivo en lo que pasa dentro de nuestro cerebro, y esto no es así.

Practicar más deporte te ayudará a desconectar de los problemas, mantenerte activo, estar mucho más saludable y disfrutar de la vida más plenamente. Después de todo, no cabe duda de que, cuando realizas deporte, te sientes mucho mejor física y anímicamente.

Rodéate de personas que te aporten valor

Sin lugar a dudas, la calidad de las personas que te rodean influirá en gran medida en tu salud física y mental. Recuerda que las personas que no te están aportando valor, te lo están quitando.

Por eso, si quienes te rodean a diario son personas tóxicas, que critican, hacen malos comentarios, dicen mentiras… no te aportarán nada positivo y pueden ser como alimentarte con comida en mal estado. 

¿Sigues pensando que necesitas unas vacaciones para desconectar del estrés que se acumula día a día? Recuerda que, para disfrutar de la vida plenamente, no es necesario tener vacaciones y desconectar del día a día. Puedes conseguirlo tú mismo si aplicas estos consejos en tu vivir diario. Haz del dicho “mens sana in corpore sano” tu filosofía de vida para desconectar del estrés diario.

error

Disfruta de este blog.Pasa la voz:)